Misión

Muchos jóvenes provenientes de centros de acogida estatal de menores aún carecen de la autonomía suficiente para iniciar una vida adulta. El vínculo a un hogar y familia les posibilita seguir creciendo y madurando en todos sus ámbitos personales. Igualmente la escucha y acompañamiento, junto a una adecuada y estructurada formación académica, nos garantiza un tránsito a la vida adulta con garantías para estos jóvenes que partían de una evidente y profunda situación de vulnerabilidad personal y social.

 

 

La misión se desarrolla sobre los siguientes pilares:

 

Acogida: Hogar

 

Brindamos un ambiente familiar y estable a jóvenes en situación de vulnerabilidad. Les ofrecemos un lugar acogedor (Hogar) donde puedan experimentar un sentido de pertenencia y apoyo.

 

Acompañamiento: Familia

 

Establecemos vínculos de hermandad (Familia) con los jóvenes acogidos, involucrándonos en su crecimiento y desarrollo integral.

 

Autonomía: Vida adulta

 

Nuestro enfoque es proporcionar la autoconfianza a los jóvenes para que descubran su verdadera identidad y desarrollen las habilidades necesarias para lograr su autonomía. Apoyándoles en su camino hacia la autonomía (Vida adulta).

Metodología

Los responsables de Hogar Mambré son profesionales dentro del campo social y de la educación. Se cuenta además con un equipo también de voluntarios,
profesionales de distintos ámbitos (educadores, psicólogos, profesores, terapeuta ocupacional…), que realizan distintas actividades con los jóvenes tanto a nivel
individual como grupal.


La metodología se desarrolla atendiendo el siguiente marco de actuación:


“Comprometidos con jóvenes comprometidos”


Articulada en los tres ejes del día a día de la casa:


Encuentro: Fraternidad, Respeto.


Fomentar las relaciones interpersonales, desarrollo de la interioridad, desde el respeto a la individualidad de cada uno, como posibilidad de enriquecernos y aceptar la diferencia; donde todos somos parte de una única familia.


Entrega: Responsabilidad, Compromiso.


Desarrollar capacidades de responsabilidad y compromiso personal, a través del estudio, tareas domésticas…


Entusiasmo: Alegría, Disponibilidad.


Incentivar todo ello en un ambiente cordial y de alegría donde los jóvenes de forma natural, nunca forzada, va asimilando toda la culminación del proceso.